sábado, 11 de septiembre de 2021

PESTO DE CILANTRO



A continuación te comparto la receta de un pesto que puedes añadir a muchos alimentos y ensaladas. Necesitarás cilantro en abundancia, aceite de oliva, semillas de sésamo y nueces. Puedes añadir otros frutos de tu gusto (anacardos, nueces de brasil, nueces de macadamia… lo que quieras). También es importante que añadas un poco de sal y si es de tu agrado puedes incluir algas en pequeñas dosis (wakame, nori… las que te gusten) pero esto es opcional.

Necesitaremos una batidora fuerte. Si crees que tu batidora puede dañarse, en ese caso te recomiendo una picadora porque suelen tener un motor con más fuerza y menos riesgo de que se queme.

Añades todos los ingredientes y los bates o mueles hasta que se haga una pasta y ya tendrías tu pesto. Como tiene aceite de oliva, esta pasta se puede conservar unos días e incluso congelar para ir sacando en porciones. Personalmente me parece exquisito este pesto pero depende de tu gusto por el cilantro.

Una receta increíble consiste en saltear setas shiitake (sistema inmunitario), con salsa de soja (flavonoides), añadirle ajo negro (diez veces más poderoso en cuanto a propiedades medicinales que el ajo blanco) y tu pesto de cilantro. La mezcla de sabores es sorprendentemente extraña a la par que sabrosísima.

Nota: Tener en cuenta que el Cilantro es una de las pocas hierbas que eliminan los metales pesados de nuestro cuerpo cuando la consumimos.


SALSA DE AJÍ PICANTE DE AJO


REDUCE COLESTEROL

Licúe 8 dientes de ajo con un poquito de agua.

Agregue un trocito de rocoto hervido (picante), comino, sal, aceite de oliva.

Sirva en un tazoncito salsero, para acompañar a sopas o guisos.

Para variar de sabor, a esta salsa le puede añadir hierbas aromáticas, como culantro, perejil o huacatay, entre otras.


ENSALADA ENERGÉTICA


PARA BAJAR DE PESO Y DEPURAR

Ingredientes:

3 tazas de lechuga (de diversas clases o de una sola), lavada y seca, en trozos pequeños

2 tomates lavados y cortados en gajos

1 pepino pequeño, pelado y cortado en rodajas

1 a 2 tazas de brotes de soja, o alfalfa, o lentejas

1/4 taza de olivas (aceitunas),

1/4 taza de semillas crudas de girasol o de sésamo

Aderezo ligero al gusto (ver receta abajo)

Preparación:

En una ensaladera grande, combinar todos los ingredientes.

Agregar de 1/4 de taza de aderezo ligero (la receta que sigue).

Mezclar bien. Con esta ensalada se puede ser tan flexible como se desee y variar las cantidades de cualquier ingrediente según las preferencias.

Los tomates y pepinos son importantes y útiles porque su gran contenido de agua ayudará a digerir las verduras más fibrosas.

Nota: Si no te encuentras a dieta, puedes agregarle a este ensalada, unos cruotones (trocitos cuadrados de pan tostado o frito), y yo le suelo poner una manzana o pasas.


TÉ DE ANIS ESTRELLA


PARA MEJORAR LA MEMORIA Y AJUSTAR EL CICLO DEL SUEÑO

Ingredientes:

3 Anís estrella

1 Hoja de Lechuga

1 taza de agua recién hervida

Miel o panela a gusto

Como lo hacemos:

Pon a hervir el agua y cuando esta hirviendo echas el anis estrella y la lechuga, dejas unos 3 minutos y apagas el fuego, dejando tapada la olla por unos 15 minutos para  reposar.  Cuélala, endulza  y bébela.

 

 


viernes, 10 de septiembre de 2021

CREMA DE CALABAZA CON JENGIBRE

DIETA ANTIINFLAMATORIA

Ingredientes:

2 cebollas

3 cucharaditas de jengibre fresco rallado

600 g de calabaza

1 nabo pequeño

700 ml de caldo

2 cucharaditas de miso

1/2 cucharadita de cúrcuma

Pimienta negra recién molida

Cebollino fresco

Aceite de oliva virgen

Sal

Preparación:

Se pelan y se cortan las cebollas en medias lunas.

Se pela y se corta la calabaza a tacos de tamaño mediano.

Se pela el nabo y se corta en trozos medianos.

Se calienta un fondo de aceite en una olla grande.

Se echa la cebolla y se rehoga durante unos minutos o hasta que esté transparente. Se añade el jengibre y se le da unas vueltas.

Se vierte el caldo y se incorpora la calabaza y el nabo.

Se lleva a ebullición, se tapa y se deja cocer a fuego lento durante 30 minutos aproximadamente. Se tritura la crema hasta que quede bien fina y, si fuera necesario, se pasa por el colador chino para evitar los hilillos que a veces puede dejar el nabo.

Se pone el miso en un bol, se añade un poco de la crema y se disuelve bien.

Se echa el miso disuelto en la olla, junto con el resto de la crema, se agrega la cúrcuma y la pimienta, y se rectifica con un poco de sal.

Se remueve para que se mezcle bien y se sirve caliente con una hojitas de cebollino fresco.

Nota: El complemento perfecto para esta crema es servirla con unos picatostes de pan, mejor si es de centeno. También podemos asar la calabaza en el horno. De esta manera se caramelizarán sus azúcares naturales y nuestra receta ganará en sabor.

Me gusta echarle al final un chorrito de crema de leche de coco, le da un sabor muy especial.

 

CAFÉ ESPECIADO


Ingredientes:

1 taza de leche de tu preferencia (de vaca, de soya, de almendra, de coco, etcétera)

Café colado

1/2 cucharadita de canela en polvo

1 pizca de nuez moscada en polvo

1 Anis estrellado

Panela o miel gusto

Como lo hacemos:

Mezcla en la licuadora la leche, el café, la canela, la nuez moscada y el dulce que quiera usar.

Sirve, le agregas en caliente el anis estrellado  y disfruta de esta delicia.

 


sábado, 21 de noviembre de 2020

ISLA FLOTANTE


La isla flotante: el postre que puedes hacer en 2 minutos y en el microondas

La isla flotante es un postre delicioso de origen francés, pero que está ampliamente aceptado en muchos países del mundo, en cada cual recibe un nombre diferente. Es muy fácil y rápido de preparar, y además lleva muy pocos ingredientes, lo que lo convierte en un postre muy económico. Básicamente, consiste en un merengue servido flotando sobre una salsa de crema de leche. Tradicionalmente, se prepara al baño María, pero en la siguiente receta la cocción tiene lugar en el microondas.

Ingredientes para 6 porciones de isla flotante

6 claras de huevo

3/4 de taza de azúcar

1 cucharadita de esencia de vainilla

Ingredientes del caramelo

Agua templada

Azúcar

Preparación de la isla flotante

Bate a punto de nieve las claras de huevo a temperatura ambiente.

Ve añadiendo mientras poco a poco el azúcar. Después, añade la esencia de vainilla, y continúa batiendo hasta alcanzar un punto de nieve muy firme.

Vierte la preparación en una budinera apta para microondas de unos 20 centímetros de diámetro y unos 8 centímetros de alto. El contenido debe cubrir por completo el molde, y el molde debe haber sido untado previamente con caramelo.

Mete el molde en el microondas y cocina el postre a la máxima potencia durante dos minutos, aproximadamente. Una vez hecho esto, retira el molde del microondas y deja enfriar para luego poder desmoldar adecuadamente.

Preparación del caramelo

El caramelo se prepara fácilmente calentando azúcar y agua en una cacerola, sin remover hasta que llegue el punto. Cuando el líquido tome una coloración ámbar y la textura que tú prefieras (más o menos espeso), estará listo.

Si quieres prepararla del modo tradicional, tendrás que acompañarla de una deliciosa crema inglesa

Ingredientes

500 ml de leche entera

6  yemas de huevo

125 gramos de azúcar

Esencia de vainilla o piel de limón o naranja, para dar aroma

Preparación

En una  cacerola añade la leche y 75 gramos de azúcar junto con la vainilla o piel de cítrico que uses para dar aroma. Ve removiendo la mezcla mientras la calientas, cuando llegue al punto de ebullición, retírala del fuego y deja infusionar unos minutos.

En un bol, pon las yemas y el resto de azúcar y bate hasta que la mezcla esté espumosa. En ese momento, incorpora la leche sin la piel del cítrico poco a poco sin dejar de batir.

Coloca la mezcla de nuevo en el fuego medio-bajo, sin dejar que la crema sobrepase los 85ºC y sin dejar de remover con una cuchara de madera. Cuece durante cinco minutos, hasta que la crema esté más espesa.

Pasa la crema por un colador chino o similar y ponla a enfriar.

Es recomendable que la crema la hagas un día antes que el postre, para que se realce su sabor.

Tras dejar que el postre se enfríe, desmóldalo y divide las raciones en diferentes platos. La isla flotante se sirve sobre crema inglesa y adornada con caramelo. Es un postre ideal para acompañar con una taza de café o té.

CHUTNEY DE MANGO


El chutney es considerado una de las artes más antiguas de la India, se dice que alienta la creatividad, la juventud y la fertilidad de quien lo prepara. Es un condimento que nutre y da vida a nuestras comidas.

Podemos prepararlo con diferentes frutas y especias, liberando nuestra creatividad, mezclando textura, sabor, aroma y color para lograr un alimento sátvico, puro y natural.

Ingredientes:

1 Mango orgánico (mediano)

2 cebollas de verdeo (solo parte blanca)

1/2 taza de azúcar integral tipo mascabado

1 puñado de pasas de uva

1 cucharada de jengibre fresco rallado

1 cucharadita de canela en polvo

1 anís estrellado chico

3 clavos de olor

Las semillas de 3 vainas de cardamomo molidas en mortero

2 cucharadas de jugo de limón

2 cucharadas de ghee o manteca orgánica

1 cucharada de aceite de oliva primera prensión en frio

1 pizca de sal rosada

 Preparación:

Rehogar suavemente la cebolla de verdeo junto con el ghee, el oliva y el jengibre rallado.

Luego agregar el azúcar, el mango, las pasas, el clavo y el anís.

Revolver cuidadosamente para que no se pegue. Si es necesario agregamos un poquito de agua. Cuando rompe el hervor, apagamos el fuego y agregamos la pizca de sal, el jugo de limón, la canela y el cardamomo.

Revolvemos suavemente y dejamos reposar hasta que enfríe. Envasamos en un frasco limpio y esterilizado y guardamos en la heladera hasta 5 días.

Ideal como dressing para acompañar unas bruschetas integrales, unas crackers de lino o un plato principal como un arroz basmati con almendras.

La preparación del chutney es considerado un sadhana que nos conecta con el alimento de una manera más íntima y espiritual, volviendo el acto de cocinar: un momento creativo, único y sagrado.

HOT ENGLISH


 
Llamado también Hot toddy, o Hot Whisky,  es una bebida caliente que se prepara con agua, whisky, zumo de limón y miel.

Se toma como un depurativo para los casos de resfríos o constipados, se toma normalmente para aliviar estos casos en Escocia, Inglaterra, Irlanda.

En este caso la he sustituido por sirope de arce para hacer una versión vegana, pero cualquier otro endulzante sirve.

Ingredientes

3–4 cucharadas de whisky (45–60 ml) o ron si asi lo prefieres

2 cucharadas de zumo de limón

1 cucharada de miel de abeja

3/4 de taza de agua caliente (200 ml)

1 rama de canela

1 rodaja de limón

1 cascara de naranja

3 clavos de olor

Como se hace:

Hacer hervir, previamente en el agua, la canela, el clavo de olor, la cascara de naranja.

Mezcla el whisky, el zumo de limón y el sirope en una taza hasta que estén bien integrados.

Echa el agua muy  caliente y vuelve a mezclar.

Sirve tal cuál o decora con una rama de canela y una rodaja de limón. Además, le darán más sabor.

Esta bebida se toma caliente, por eso lo ideal es beberla recién hecha.

Notas

El alcohol produce un sueño profundo y reparador.

La combinación de especias ayuda a entrar en calor y hacer una buena sudoración por la noche, eliminando toxinas a través de la piel. Es importante abrigarse bien para dormir.

Recordemos que antes del boom farmacéutico el vino y los licores era ampliamente utilizado para combatir todos los estados donde el organismo necesitara reposo y regeneración.

TEMPURA DE VERDURAS

TEMPURA DE VERDURAS

Aprende cómo preparar tempura de verduras en casa, con ingredientes sencillos y acompáñala de una deliciosa salsa casera. Es muy crujiente y está buenísima.

Ingredientes

Para La Tempura:

1 taza de harina (120 g), yo usé harina integral de trigo

2 cucharadas de maicena

1 cucharada de levadura o polvo de hornear

1/2 cucharadita de sal

1 taza de agua con gas (250 ml)

2 tazas de aceite (500 ml),

1 zanahoria, en rodajas

1/2 pimiento rojo, en tiras

1/2 cabeza de brócoli, troceado y sin el tallo

1/2 calabacín, en tiras

Para La Salsa:

1 taza de caldo de verduras o agua (250 ml)

1/4 taza de salsa de soja o tamari (65 ml ó 4 cucharadas)

1/4 taza de mirin (65 ml ó 4 cucharadas),

2 cucharadas de sirope de arce

Como hacerlo:

Echa la harina, la maicena, la levadura y la sal en un bol grande y remueve hasta que se hayan integrado.

Añade el agua con gas poco a poco mientras remueves con ayuda de unas varillas, un tenedor o unos palillos hasta que se hayan integrado todos los ingredientes.

No remuevas demasiado para no activar el gluten, no pasa nada si hay algún grumo. Reserva.

Reboza las verduras en la masa de tempura.

Simplemente tienes que mojarlas hasta que queden cubiertas por completo.

Echa el aceite en un cazo, olla, wok o sartén profunda y cuando esté caliente añade las verduras rebozadas.

Cocínalas durante 2-3 minutos, dándoles la vuelta para que se cocinen por ambos lados.

Para que la tempura de verduras quede más crujiente y más bonita, puedes mojar unos palillos en la masa de tempura y darles unos toquecitos a las verduras cuando las eches al aceite, aunque este paso es totalmente opcional.

Lo ideal es no freír muchas verduras a la vez para que no se enfríe el aceite y para que queden más sabrosas.

Mientras vas cocinando las diferentes tandas de verduras es una buena idea echarlas sobre una rejilla para que así eliminen el máximo aceite posible y la parte de abajo no se quede blanda. También puedes usar papel de cocina, pero la rejilla funciona mejor y es más ecológica.

Para hacer la salsa simplemente tienes que mezclar todos los ingredientes en un cazo, remover y cuando rompa a hervir cocínala a fuego medio durante unos 5 minutos.

Sirve la tempura de verduras con la salsa inmediatamente.

Puedes guardar la salsa en la nevera en un recipiente hermético durante al menos una semana.

La tempura de verduras está mejor recién hecha, pero puedes guardar las verduras en un recipiente hermético en la nevera durante unos 3-4 días. Si quieres puedes omitir la salsa, aunque así queda más rica.

Notas

Puedes usar cualquier tipo de harina para hacer esta receta, aunque lo ideal es que sea una harina, no un almidón, ya que no creo que tenga la misma consistencia.

Utiliza cualquier aceite que tengas a mano, la cantidad de aceite que necesites puede variar en función del tamaño del recipiente que uses para freír.

Esta receta se puede hacer con cualquier tipo de verdura.

El mirin es un vino de arroz japonés. Puedes sustituirlo por un chorrito de vino blanco, aunque en ese caso yo añadiría 1-2 cucharadas, ya que el vino blanco tiene más sabor.

También puedes añadir más caldo de verduras.

El sirope de arce se puede sustituir por cualquier tipo de miel si deseas darle un sabor  agridulce.

La información nutricional se ha calculado contando con que las verduras absorben 1/2 taza de aceite (125 ml) y sin la salsa.